in

Las parejas homosexuales y su capacidad para criar

Continuamente se ha observado en diversos países alrededor del mundo que se han creado leyes que apoyan la crianza de niños por parejas del mismo sexo, por lo que, se vislumbra en los próximos años que la crianza homoparental sea tan común como se da en familias heterosexuales.

A estas leyes le salen al paso, críticas principalmente del sector religioso conservador, que cuestionan la capacidad de parejas del mismo sexo para criar a niños/as, satisfacer sus necesidades especialmente las morales, además, de la capacidad de establecer vínculos afectivos saludables. En términos generales, las resistencias e interrogantes en cuanto a la crianza de menores en familias homoparentales.

Desde hace 30 años aproximadamente el modelo de familias no tradicionales se ha posicionado frente a al modelo único de la familia tradicional compuesta por madre, padre e hijo/a. Algunas de estas familias no tradicionales son: aquellas compuestas por madres o padres solteros, interculturales, las compuestas por niños criados por sus abuelos, familias sin hijos y por supuesto, las homoparentales. Este tema ha sido estudiado por diversos investigadores con la finalidad de conocer si realmente la crianza de un niño en familias homoparentales resulta perjudicial para el desarrollo de los/as menores.

LAS CAPACIDADES COMO PADRES

Así que, resulta importante responder a la premisa del título de este artículo, pero en esta ocasión en modo de pregunta; ¿Las Parejas homosexuales tienen capacidad para criar? De acuerdo a la literatura revisada, los hallazgos más comunes en un importante número de investigaciones concuerdan, en que no se han encontrado elementos que evidencien que el desarrollo de un niño/a se vea afectado negativamente a nivel psicológico, social, intelectual, personal y afectivo, en comparación a niños/as que vienen de familias heterosexuales.

FAMILIAS DONDE SOLO IMPORTA EL AMOR

Tampoco se han observado diferencias en juguetes de preferencias u otros intereses que puedan relacionarse a comportamientos de género.  Incluso, “la gran mayoría de hijos de lesbianas o gays se describen a sí mismos como heterosexuales, sin diferencias frente a los hijos de parejas heterosexuales”. La homoparentalidad no es causa para los problemas relacionados a los hábitos de crianza, sino, más bien el problema radica en los estilos de conductas, interacciones y enseñanza de los padres independientemente de su orientación sexual. Es por ello, que la evidencia sostiene que el estilo de vida homoparental no es un riesgo social ni para los niños/as, ni para la cultura.

Diversas instituciones de la salud física y mental se han pronunciado a favor de la crianza en familias homoparentales. Algunas de ellas son: la Academia Americana de Pediatría, La Asociación Americana de Psiquiatría, Asociación Americana de Psicología y Asociación Nacional de Trabajo Social. Por tanto, esta línea normalizadora es el enfoque ideal para minimizar la defensa que ejecutan las familias homoparentales ante el hecho de ser “diferentes”.

Además, los homosexuales generalmente no vienen de familias del mismo sexo.En conclusión, es importante entender que imponer el estilo de vida familiar heterosexual como modelo único, conlleva a consecuencias graves de discriminación afectando la sensibilidad social.

Avatar

Written by Revista G

REVISTA G es una publicación enfocada en moda, entretenimiento, cuidado personal, sexualidad, turismo, entrevistas, reportajes y activismo LGBTI. ¡La revista para el hombre gay con estilo!

Liz Marie Quintana: Viviendo sin etiquetas

Revista G Puerto Rico ¡celebra su primer aniversario!